Todo nace cerca de los años 20 cuando la familia Álamos Ojeda deciden enviar a su hijo a recorrer el mundo, siendo los principales destinos, visitar los centros lecheros y pequeñas queserías tanto en Estados Unidos como Europa. Fue ahí cuando sin pensarlo, la primera industria quesera de Chile estaba por nacer… Al pasar los años, cerca de 1936 ya de regreso en Chile se decide fabricar queso reggianito y mantequilla, aprovechando todos los conocimientos adquiridos en el viaje, formando de esta manera la primera industria quesera de Chile. Desde ahí queso El Roble fue el primero en exportarse en pequeñas partidas a Perú, ya 1963 se decide cambiar la elaboración del queso reggianito por un chanco mantecoso, que con el tiempo ha llevado a aumentar la producción, logrando hoy en día llevar esta tradición del campo a muchos hogares chilenos.